EjeaNoticias
Comarca de las Cinco Villas
:: 2017 ::

Mentira, los incendios no se apagan en invierno; se apagaban.

 

   Pronto se iniciará la alerta por incendios; cada vez más voraces y  devastadores porque el monte, lo que aún queda de él, se ha convertido en un polvorín.

  Hasta los años 60 el monte era pasto de ganado caballar, lanar, caprino; el monte era el suministro de leña para las casas de los poblados pueblos e incluso se incendiaban, de forma controlada, para asegurarse pastos y cultivos o se hacían carboneras. El monte mantenía el equilibrio, cuando no era esquilmado, y por eso no se incendiaba.

  Mantener el mantra de que el monte se apaga en invierno queda  bien para la añoranza pero es engañarse a sí mismos.

  Hoy no hay capacidad pública ni privada, ni sumadas las dos, para  limpiar el monte en invierno. Sí que existen otras técnicas públicas y privadas más acordes con la realidad  que vivimos.

  Todo empieza por las buenas prácticas ciudadanas, de laboreo, de precaución y de extinción.

  Apagar los incendios en invierno era  una gran verdad, ya perdida como la misma realidad del monte; ahora es ya  una mentira que nos repetimos para acallar nuestra mala conciencia de no asumir esa realidad.