EjeaNoticias
Comarca de las Cinco Villas
:: 2016 ::

Los ejeanos de Mauthausen

Ser Cinco Villas

Un monolito instalado en el cementerio de Ejea recordará desde hoy a los 7  ejeanos deportados al campo de concentración nazi de Mauthausen. En el acto de homenaje han participado más de  200  personas, entre ellos familiares, vecinos del municipio y el pte, del Gobierno de Aragón y ejeano Javier Lambán.

Con los nombre de los 7 ejeanos el monolito se ha instalado junto al monumento memorial a la Victimas de la represión franquista .Como muchos otros ejeanos leales al gobierno de la República , tuvieron que huir de Ejea por ser zona rebelde. Sus vidas tuvieron distintos avatares durante la guerra civil española y fue en su exilio a Francia, cuando la segunda Guerra mundial les marcó el destino al ser deportados al Campo de concentración de Mauthausen. La hija de uno de ellos de Mariano Laborda , Jeanine se mostró muy emocionada, pero convencida de que es necesario conocer la historia para que no se repita.

Cuando en mayo de 1945 fueron liberados por las tropas americanas, sólo tres de ellos habían sobrevivido a la barbarie. El testimonio de uno de ellos Santiago Raga fue fundamental para poder recuperar la memoria de estos ejeanos y los sufrimientos que padecieron.

El ejeano Javier Lambán fue de los ejeanosque pudo escuchar su testimonio,  junto con Jesús Sarría a quien encomió realizar un trabajo,  y publicarlo. El ahora presidente del gobierno de Aragón destacaba que los jóvenes deben conocer que la paz y la democracia hay que mantenerla.


El recuerdo y homenaje a estos siete ejeanos lo comenzaron un grupo de ex-alumnas del IES Cinco Villas de Ejea de los Caballeros. Su investigación les llevó, hace más de cinco años, incluso a visitar lo que fue el campo de concentración de Mauthausen. En la zona de los crematorios colocaron una placa de recuerdo, enlace con la que se colocó este sábado en el cementerio de Ejea.

La alcaldesa de Ejea, Teresa Ladrero Parral,  hizo homenaje a su familiar Ignacio Parral, uno de los siete. Y puso en valor el espacio destinado en el cementerio al recuerdo de aquellos que defendieron la libertad.

Emotivo también el discurso del nieto de Santiago Raga, que dejó a su esposa y dos hijas para defender la libertad de su país. Visiblemente emocionado, Juan Luis Dulce, contaba su historia a los asistentes.

Juan Luis recordaba cómo su abuelo les decía que no olvidasen nunca  lo  acontecido y que lo hiciesen recordar a los hijos de sus hijos, y así sucesivamente.