EjeaNoticias
Comarca de las Cinco Villas
:: 2017 ::

Dos años después del incendio de Luna

Ser Cinco Villas

 

El peor incendio registrado en Aragrón en los últimos 20 años se produjo  hace dos años en la comarca de las Cinco Villas. Las llamas calcinaron más de 14.000 hectáreas de monte y cultivo. De ellas, 8 mil hectáreas eran forestales. El 4 de julio de 2015 se originó el fuego en torno a las 4 y media de la tarde en el término municipal de Luna. La causa, la chispa de una cosechadora. En ese momento se cumplió la fatídica regla del 30 / 30 / 30, es decir, menos del 30% de humedad relativa, más de 30 grados de temperatura y un viento de más de 30 kilómetros por hora. La noche del 4 de julio fueron evacuados 5 municipios, es decir, más de 1.500 personas tuvieron que abandonar sus casas. En el operativo de extinción trabajaron más de 500 personas y 26 medios aéreos. 
En estos dos años se ha invirtido cerca de un millón de euros. Para ello ha sido clave la coordinación entre adiminsitraciones públicas como el gobierno central, el autonómico, la comarca y también los ayuntamientos.Un trabajo que ha pasado, fundamentalmente, por evitar la erosión y mejorar los caminos.
Con la mirada puesta en la campaña de este año, el calor y la sequía ha provocado que estemos ante uno de los veranos más complicados de la última década. El Gobierno de Aragón ha aumentado en 3,7 millones de euros el presupuesto de este departamento. Algo que le permitirá ampliar la contratación de las cuadrillas terrestres y helitransportadas que se encargan de sofocar el fuego. 

El peor incendio registrado en Aragrón en los últimos 20 años se produjo  hace dos años en la comarca de las Cinco Villas. Las llamas calcinaron más de 14.000 hectáreas de monte y cultivo. De ellas, 8 mil hectáreas eran forestales.

El 4 de julio de 2015 se originó el fuego en torno a las 4 y media de la tarde en el término municipal de Luna. La causa, la chispa de una cosechadora. En ese momento se cumplió la fatídica regla del 30 / 30 / 30, es decir, menos del 30% de humedad relativa, más de 30 grados de temperatura y un viento de más de 30 kilómetros por hora. La noche del 4 de julio fueron evacuados 5 municipios, es decir, más de 1.500 personas tuvieron que abandonar sus casas. En el operativo de extinción trabajaron más de 500 personas y 26 medios aéreos.

 En estos dos años se ha invirtido cerca de un millón de euros. Para ello ha sido clave la coordinación entre adiminsitraciones públicas como el gobierno central, el autonómico, la comarca y también los ayuntamientos.Un trabajo que ha pasado, fundamentalmente, por evitar la erosión y mejorar los caminos

.Con la mirada puesta en la campaña de este año, el calor y la sequía ha provocado que estemos ante uno de los veranos más complicados de la última década. El Gobierno de Aragón ha aumentado en 3,7 millones de euros el presupuesto de este departamento; algo que le permitirá ampliar la contratación de las cuadrillas terrestres y helitransportadas que se encargan de sofocar el fuego.