EjeaNoticias
Comarca de las Cinco Villas
:: 2018 ::

30 años de lucha para romper barreras y desterrar tabúes en Cinco Villas

Ser Cinco Villas 

 

Estas dos asociaciones del tercer sector, AMFE y ADISCIV comparten un mismo objetivo: conseguir para sus usuarios su inserción social y una visibilidad plena. Para conocer la historia de ADISCIV hay que remontarse hasta 1989. Padres y madres coraje unidos para defender los derechos de sus hijos con discapacidad intelectual. A sus espaldas años de lucha <<para conseguir la implicación de instituciones y empresas>>, como recuerda su presidenta, Pili Biota. Cuando terminaban los años de colegio no tenían donde ir, por tanto, no contaban con un futuro claro. Poco a poco y con esfuerzo se han convertido en un referente.

ADISCIV, promueve el programa de terapia hortícola en la casa del SOL, en Escorón. Este proyecto tiene como objetivo que los usuarios hagan actividades de horticultura y jardinería.  Desde su puesta en marcha, sus integrantes han mejorado sus habilidades y sobre todo han conseguido una inclusión socio laboral, cultivando y vendiendo sus productos. Desde hace años también trabajan con empresas de la zona. En la calle Joaquín Costa, en Ejea de los Caballeros, los usuarios se dedican al montaje de pantallas de fluorescentes para la empresa aragonesa Airfal. <<Vengo aquí a trabajar de lunes a viernes con mis compañeros. Cada uno hacemos un proceso del fluorescente y aquí una se lo pasa en grande>>, dice Estefanía, una de las usuarias.

A la par nación la fundación AMFE, pero en este caso para cubrir las necesidades de las personas con discapacidad física. Esta organización se forjó como asociación en 1988 con Juan José Romeo, su fundador, al frente del proyecto. La residencia y los talleres son el buque insignia de la asociación. A día de hoy, tienen más de 360 socios y trabajan en el ámbito social, laboral y cultural. Acudir día a día al centro es para personas como José Ángel más que necesario. <<Estoy encantado de venir aquí. Hace tres años me dio un ictus cerebral. Cuando llegué subía con dificultad las escaleras, ahora lo hago de dos en dos>>, explica orgulloso.

Con la vista puesta en próximos objetivos, ADISCIV y AMFE seguirán su camino gracias a la pasión, capacidad, trabajo y esfuerzo que todos y cada uno de sus componentes ponen en su día a día. Dos asociaciones queridas en la comarca de las Cinco Villas por su importante labor. Un trabajo reconocido con la máxima distinción que cualquier persona u organización puede tener, ser pregonero.