EjeaNoticias
Comarca de las Cinco Villas
:: 2019 ::

Forestalia está a la cabeza de las renovables con su planta Arapellet de Erla

Ser Cinco Villas

 

El rendimiento de ARAPELLET será a partir de este verano el más alto del país. De esta planta saldrán de 100.000 a 140.000 toneladas de pellets al año para uso industrial y residencial. La producción de biomasa térmica irá directamente al mercado exterior, fundamentalmente a Francia y al norte de Italia. Para alcanzar estos niveles de producción, FORESTALIA necesita madera de la zona en un radio de como máximo 250 kilómetros. “Hay monte suficiente como para poder suministrarnos de materia prima. Además, en Erla hay una parte importante de residuo agrícola como viñedos, frutales, cereal o paja y que a la planta le da un valor”, cuenta el presidente del grupo.

En cuanto a puestos de trabajo, la planta va a generar en la zona la creación de 30 puestos de trabajo directos y un centenar de indirectos. Esperan que la línea de alta tensión esté antes del mes de junio y poder trabajar las 24 horas del día. En la planta, la inversión de FORESTALIA supera los 17.000.000€. En la planta hay toneladas de astilla. Una vez recibido se muele y se transforma en una especie de harina. Para su gestión han puesto en marcha la empresa ERAMON. “Esta sociedad se dedica únicamente a los aprovechamientos forestales. Es muy complicado, porque son volúmenes muy altos y hay oportunidad de limpieza y arreglo de montes. Algo que, además, al sacar esas maderas evita o previene la propagación de incendios”, explica el director de la planta, Javier Villalta.

Un discurso que comparte el presidente aragonés. “La biomasa es un sector de producción que reúne todos los requisitos para ser considerado excelente. Produce energía renovable y además, coordinando la recogida de residuos forestales puede ayudarnos a combatir los riesgos de incendio y avenidas extraordinarias de los ríos”, remarca el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán. Cinco Villas es una de las comarcas más beneficiadas de su implantación en biomasa, pero también en la eólica. En cuanto a los aerogeneradores, se crean cerca de 1.000 puestos de trabajo en la construcción y 200 en su mantenimiento durante 25 años.