EjeaNoticias
Comarca de las Cinco Villas
:: 2020 ::

Injusto confinamiento

¿Pagar justos por pecadores? Es difícil explicarle a muchos ciudadanos responsables que deben confinarse por culpa de  insensatos e incumplidores que, además,  por propia definición, volverán a saltarse  las nuevas normas restrictivas que ellos han provocado.

Pero no solo la carga de la culpa la tienen estos sino que también la dejación de la autoridad, más interesada en la intercesión divina a través de su presencia en  templos religiosos que en su obligación  para  hacer cumplir  las normas de convivencia. Mal habrán rezado esos  impíos para que justamente hayan provocado, visto el resultado,  el efecto contrario.

Dicho esto ¿en qué sociedad vivimos? No nos engañemos,  ya que la principal  carga de la culpa recae en el comportamiento individual de cada ciudadano.La pandemia nos señala caminos  a seguir que nos negamos a ver  mientras  reforzamos los viejos hábitos que nos han traído hasta aquí.

El Estado de Bienestar ha acomodado a gran parte de la ciudadanía con un efecto placebo y con  una pérdida de visión  de futuro más allá de lo inmediato y de un egoísmo que les aleja de  la cultura colectiva. No  cuidar la salud propia, de la familia y de toda la sociedad o  no cumplir con  la reglas que nos damos a cambio de  celebrar unas fiestas (en cualquier pueblo) antropológicas  es  una demostración del nivel de septicemia  intelectual de este subgénero social.

Llegado a este punto y ante esta calamidad que es la Pandemia  cabe encajar, con total precisión, la famosa frase de  John F. Kennedy  en su discurso de investidura "... preguntad qué podéis hacer vosotros por vuestro país" De momento parece que, muchos, hacen  el majadero.