EjeaNoticias
Comarca de las Cinco Villas
:: Opinión ::

Ejeanos asesinados

Había una última esperanza de que el PP de Ejea se presentase, tras haber votado en contra durante el pleno,- al acto de la placa de los concejales y funcionarios represaliados en el 36. Los concejales del PP de Ejea son gente joven, en edad, pero perdieron una oportunidad, quizá única, o quizá la penúltima, para dejar atrás esa carga que gentes con más años les colocan sobre la espalda; parece que la llevan con la triste penitencia de un nazareno en semana santa; pesarosos.


La primera lectura que se puede hacer es que el viernes, la ciudad de Ejea rindió cuentas a sus paisanos que fueron fusilados por ser demócratas. No se les conoció crimen ni atropello alguno. Todo lo contrario.
Los concejales presentes en el salón de sesiones del ayuntamiento de Ejea restañaron así el abandono de unos compañeros y funcionarios que ocuparon ese mismo espacio hace más de siete décadas. Se saldo cuentas con la injusticia y el olvido, pero … faltaba gente. Faltaba parte de la representación democráticamente elegida, tan democráticos como lo fueron esos ejeanos pasados por las armas; faltaban los concejales del PP. Este acto no era un acto más de la maltratada ley de la memoria histórica; era un acto de ejeanos con ejeanos pero todo indica que hay quien no puede liberarse de rancio y golpista ideario político en un acto de pura justicia y de sentido común.


Los concejales del PP de Ejea parecen, al faltar a este acto, asumir alguna responsabilidad de lo que sucedió en Ejea en el 36 y en vez de cerrar con dignidad y justicia este capítulo del que no tienen culpa, evidencian que no quieren, a pesar de su apretada edad, mostrar un mínimo de compasión con ejeanos que murieron sin tener las manos manchadas de sangre ni motivo alguno para ser ajusticiados; todo lo contrario, gente trabajadora, humilde y decente.


El acto del viernes fue digno y noble, con silencios, sin rencor, y ha servido para cerrar heridas que seguían sangrando desde hace años.

Cuando vaya a comenzar el próximo pleno del ayuntamiento de Ejea, los concejales del PP pasarán ante la placa y tendrán otra oportunidad, quizá la última, para redimirse antes de cometer el pecado más grave en los 30 años de democracia municipal, si es que son capaces de pedirle la palabra al alcalde para hacerlo. ¿tanto cuesta?

 

:: Más noticias ::