EjeaNoticias
Comarca de las Cinco Villas
:: Opinión ::

Con la excusa de don Enrique Barón Crespo

Escuchando a Don Enrique Barón Crespo repasar la historia mas reciente de nuestro país a uno no le queda otra que agradecer a todas aquellas personas que de una u otra forma colaboraron y trabajaron para que España entrara a formar parte de la Europa que hoy conocemos. Estoy seguro de que hubo muchas perlas que Don Enrique y todos aquellos que participaron en los procesos jamás desvelaran, como también estoy convencido que aquellos gobiernos de González tendrían que renunciar a sus propios principios para poder entrar en la CE, al igual que Zapatero ha tenido que ceder parte de su ideario y sacrificar sus principios para y por presión de los mercados y de la situación de la ciudadanía española y del Estado.
Como dijo Don Enrique Barón la incorporación de España a la UE supuso una importante inyección de capital. Con este capital pudimos cicatrizar el retraso social, económico, cultural que las profundas heridas de 40 años de dictadura dejó en España.
Los gobiernos de González, tildados por la Alianza Popular o por el Partido Popular de pedigüeños, supieron definir, dirigir y gestionar los fondos de cohesión. Un país con un alto grado de retraso educativo, una España con una alta tasa de paro y con una falta de infraestructuras básicas capaces de garantizar un desarrollo económico básico, propiciaba que la visión política del momento era la de fomentar la construcción y sobre todo la obra pública.
Podríamos decir que tras los juegos Olímpicos y la Exposición universal de Sevilla hay un antes y un después. El antes significó la modernización del pais sobre todo desde el punto de vista de infraestructuras y lo que es mas importante la universalización del sistema educativo y del sistema sanitario y de seguridad social.
El después sería el declive del gobierno socialista por los casos de corrupción pero sobre todo por la presión mediática ejercida por determinados lobbys de comunicación alimentados a su vez por la los líderes de la oposición (José Mª Aznar y Julio Anguita) y la llegada al poder de Don José María Aznar.
Con la crisis económica actual y sobre todo con la falta de líderes políticos (la mayor parte de ellos suspenden en las encuestas) hay quienes aseguran que Aznar ha sido el mejor Presidente de la historia reciente. Normalmente estas afirmaciones corresponden con la fauna que ven programas del gato escaldado.
Bueno yo no voy a decir si Aznar a sido el mejor Presidente o no pero a mi me da que nuestra situación actual se la podríamos imputar, si no al 100% si en un alto porcentaje. Cuando llegó Aznar al poder, España estaba sumida en un crisis económica y en el horizonte mas cercano estaba el cumplir las condiciones de Maastricht. Pues bien, el Presidente vendió empresas públicas rentables, hizo caja y utilizó la huella digital para colocar a sus amigos. Los mercados tomaron confianza y salimos de la crisis ayudados por la obra pública. En su segunda legislatura preparó más obra pública (plan hidrológico nacional, trasvase del Ebro al Levante) y sobre todo liberalizó suelo para seguir fomentando y potenciando al sector de la construcción en beneficio de los mercados y no de las personas.
Si Don José María Aznar en aquel momento preciso de la historia hubiera tenido el mismo sentido modernizador que Felipe González, debería de haber aprovechado las primeras hornadas de JASP (Jóvenes aunque sobradamente preparados) que González había preparado. Pero no lo hizo y prefirió aplicar una política resultadista en beneficio de la banca, de las constructoras y su ego personal.
Felipe González aprovechó aquella gente de los años 80 con un nivel cultural mediocre y con ellos hizo un país preparado para la modernidad. Aznar tomo el país con jóvenes muy preparados y siguió aplicando la misma política que González.
Ahora nos lamentamos de la baja productividad y de que es necesario la innovación, la investigación y el desarrollo. Nos preguntamos qué hemos hecho mal para que el nivel formativo de 10 años a esta parte haya caído. Los culpables de abandonar los estudios son las propias personas que lo hacen pero la causa habría que buscarla en el tipo de sociedad que algunos quisieron para este pais.La historia se repite: La derecha es resultadista, busca el beneficio fácil a corto plazo para la sociedad pero en el fondo lo que persigue es acomodar la situación que le permita mantener su estatus social en un futuro próximo: Tenéis trabajo y dinero, para qué estudiar. Ahora no tenéis trabajo, ni dinero, ni estudios por lo tanto......Estamos sumidos en la dictadura del capital.
La Izquierda tiene por costumbre saber adaptarse a los momentos y tener en el horizonte mas cercano la educación y la formación. Para muestra un botón: En nuestro pueblo un alto grado de desempleo de la construcción: Obra pública para paliar el déficit del momento. Y además la formación, investigación, innovación y el desarrollo: UNED, AULA DEI.

 

José Antonio Carbonell Sinusía

 

:: Más noticias ::