EjeaNoticias
Comarca de las Cinco Villas
:: Opinión ::

Pisar suelo

Las mociones que presentan los grupos políticos en  los plenos de Ejea suelen ser, en la mayoría de los casos, cansinas. Denotan en esos casos una absoluta falta de oportunidad política de lo local y derivan en diatribas con poco beneficio que   muestran más las carencias de quienes las defienden que sus habilidades.

El pasado pleno, pasadas las mociones de la sequía con y sin Yesa (vaya papelón otra vez el de los nazionalejeanistas), se produjo una pregunta-respuesta retórica sobre la limpieza del parque los Boalares; una limpieza que corresponde a la DGA y que fue ejecutada  por el voluntariosos grupo de montaña Exea. El intrépido preguntador agarró la bandera medioambientalista para  denunciar que tras la limpieza de Boalares alguien ya había depositado un sillón en uno de los rincones del parque. Quizá el efecto óptico de la policromía haga daño a la vista pero, poco más. Es más, quizá denote la falta de sensibilidad pública hacia  el descanso de los vecinos, especialmente mayores, que transitan tan a menudo por ese lugar.

Esta anécdota  lleva a preguntarse por qué ese mismo, u otro concejal o concejala, no se preocupa con más ahínco  por el medioambiente, salubridad y ornato que huelga en las calles de Ejea.  

En el ayuntamiento de Ejea se debate sobre transgénicos, la economía del mundo o sobre la calidad de vida de los cutos, pero poco sobre cómo recuperar valores de convivencia entre los vecinos. No hablemos de papeles por el suelo, ni de pipís y popós de los chuchos.  Cuentan, quienes lo han visto, que en Alemania tirar una colilla al suelo se penaliza con una multa de30 euros. Miren la foto y calculen la pérdida de ingresos del ayuntamiento de Ejea.

De verdad,  no es por el dinero; es por lo guarro que queda.

 

:: Más noticias ::