EjeaNoticias
Comarca de las Cinco Villas
:: Opinión ::

La salida de la crisis

Italia abocada a recortar gastos sociales, a aplicar medidas draconianas y con una deuda pública (la que mete el gobierno del neoultra Berlusconi) el triple de España.

Francia se estremece sacudida por los insaciables mercados (avaros y codiciosos). En Francia gobierna el conservador Sarkozy.

En El Reino Unido, cuya previsión de crecimiento se va al garete además de sus problemas sociales gobierna el conservador Cameron (y que aguanta la tempestad financiera trampeando la Libra).

En los EEUU tienen la soga al cuello y son la primera potencia mundial.

Zapatero juega con el tiempo en su contra, el adelanto de las elecciones generales le deja con escaso margen de maniobra para demostrar que sus política de reformas era necesaria; con aciertos o sin ellos. El mundo se está convulsionando y parece que no era Zapatero el más tonto de la clase. La política económica del gobierno, como la mayoría de los países, siempre ha estado pendiente de que alguien solucionaría el problema mundial. Nadie creía que esto llegaría a tanto y que alguien, primero los EEUU y después una Europa de intereses, deberían resolver estos asuntos. La realidad es que quedan pocos países por ser “tocados”, solo Alemania como gran potencia y que tiene muchos bonos de tortuoso cobro como los griegos. Los países emergentes crecen a un ritmo del 7% pero son incapaces de aguantar ellos solos este tirón y ser la locomotora; de hecho uno de los países que más tiene para cobrar en el futuro es China, segunda potencia del mundo, pero a la que habría que aplicar el viejo dicho de que cuando un pobre debe dinero a un banco el pobre tiene un problema pero cuando alguien debe mucho dinero es el banco (China) quien tiene el problema.

Mientras tanto el futuro de España se fía a unas elecciones generales y en las que nadie será capaz de dar soluciones porque, quizá de momento, no las haya. Las políticas de austeridad del PP que iban a relanzar la economía solo se quedan en golpes de efecto y cumplimentando sus promesas electorales, pero todavía no se ha visto el más mínimo indicio de revitalización de la economía o cuando menos las líneas maestras que nos deben llevar a ello. De hecho en las autonomías en donde han gobernado hasta ahora es en donde más deuda hay contraída y esperan con ansiedad adelantar las elecciones generales sin hacer nada mas que buscar culpables y esperando la llegada de Rajoy para meter las tijeras del recorte.

Ahora el mundo apunta al último trimestre de 2012 para ver la recuperación económica; aunque parece más una zanahoria en el palo que una meta real hay indicios que podrían darla como buena. Los entendidos en la materia siempre han dicho que la solución a nuestros problemas será global y así será. Gran Bretaña ya ha pedido-suplicado- a Europa, ahora que les pintan bastos, que unifique una política fiscal común para salir del atolladero. Para ese viaje no hacía falta alforjas y hasta los “delincuentes” de Londres lo sabían. ¿Por qué no se ha aplicado antes? Quizá tras la decisión de España, Francia, Italia y Bélgica de controlar la especulación los banqueros y el famoso “mercado” hayan sentido el pánico y ven que los gobiernos, si no son otra vez amenazados, chantajeados y corrompidos, pueden estar dando con la solución final.

 

:: Más noticias ::