EjeaNoticias
Comarca de las Cinco Villas
:: Opinión ::

Desastrosa gestión

La cooperativa agrícola de Ejea no gana para disgustos y se constata la  dejadez con la que se ha gestionado la entidad en los últimos años.

Todo indica que los escándalos del gasóleo, cereal o deudas de socios no sirvieron para activar todas las alarmas necesarias y  detener la sangría de dinero de las reservas  de los más de 2.500 socios de la cooperativa. El resumen de la gestión lo pueda dar la sentencia contra  su presidente J.A. Alayeto y el gerente A. Miguel en la que la jueza reparte negligencia para ellos y para la junta rectora heredera del demandado. Sentencia que este  jueves 27 de noviembre  ha sido recurrida.

Los bajos controles internos de la gestión administrativa han vuelto a dejar en  entredicho la dirección y  gerencia de la cooperativa en su última época.

La nueva junta elegida hace un mes ha tenido que poner coto a este desastre. Directivos morosos, laxitud en el control, socios con deudas latentes..., han tenido que rendir cuentas; han sido las primeras medidas que dicta el sentido común.

Todo apunta a que el embrión de esta calamitosa  gestión se gestó en los tiempos en los que en este país  cualquier albañil  podía llegar a promotor inmobiliario o que un agricultor o regante  mendicante llegase a empresario, terrateniente o lector de cuentas bancarias.

Ahora la cooperativa  de Ejea se encuentra ante otro posible desajuste  económico desde sus propios ordenadores,  en una metáfora de lo que han sido los últimos años de esta vetusta institución a la que se ha vejado y cuya mancha quedará durante mucho tiempo. Cierto es, como dicen los socios, que esa mancha tiene nombres y apellidos.

 

:: Más noticias ::