EjeaNoticias
Comarca de las Cinco Villas
:: Opinión ::

Pensiones

La cotización a la seguridad social es una pieza clave en la sociedad del bienestar. Todas las sociedades industrializadas cuentan, en diferente forma pero de igual fondo, un sistema para poder pagar una retribución a sus pensionistas tras años de trabajo.
En España, todos los grupos políticos, todos, bajo el paraguas del pacto de Toledo, están de acuerdo en ir progresando en la cotización teniendo en cuenta varios parámetros que son comunes a toda Unión Europea: en pocos años habrá menos habitantes y por tanto menos cotizantes, se elevará más la esperanza de vida (se situará en 84,3 años en los varones y los 89,9 en las mujeres en 2049), mayor calidad de la misma y mayor gasto sanitario.
Todos de acuerdo.
El emérito profesor José Barea ya lo adelantó hace un lustro, incluso cuando estuvo en Ejea. Es más, ya hablaba el director de la oficina presupuestaria del gobierno del PP de prolongar la vida laboral hasta los 70 años.
El problema surge en como y cuándo hay que llevar este asunto a un debate que cuanto más se retrase será más doloroso. Su planteamiento en la época de beneficios e ingresos extras no hubiese sido comprendida; al gobierno se le hubiera acusado por la sociedad de insaciable recaudador y a su vez los gobiernos iban dejando hacer entre tanta bonanza económica; alguno incluso apostó de forma desaforada por potenciar, rozando el proselitismo, los planes privados de pensiones que son, para quien los pueda pagar, un buen complemento. Plantear el debate ahora, tal y como la ha hecho el gobierno socialista, no es lo más oportuno pero si lo más responsable.
Los defectos en la política de comunicación del gobierno le lleva a situaciones complicadas pero no es menos cierto que los corifeos de la derecha tramontana, exonerada de responsabilidad histórica, cargan desde sus mass media (con ingresos que no da solo la publicidad) contra medidas que deberían estar por encima de los intereses de partido y con gran sentido de Estado.
Como dato curioso hay que poner sobre la mesa los 15.000 millones de euros que el PP consiguió llevar al Fondo de Reserva en sus 8 años de gobierno. El POSE ha llevado, en 6 años, 50.000 millones y a pesar del incremento de políticas sociales que han impuesto.
Buscar votos en este caladero, negando el incremento de la edad de jubilación o prometiendo mejores pensiones, sería sencillamente una grosería. Aunque las jubilaciones anticipadas, el fraude fiscal y el dinero negro, entre otros temas, deberían tener un coto más ceñido.
No se trata solo de administrar bien sino de ver la realidad que nos espera y sino hagan cálculos con los datos del fuerte crecimiento que experimentará la población mayor de 65 años, que se duplicará en los próximos 40 años hasta los 15 millones de personas. Todo lo contrario de lo que sucederá con la población entre 1 y 16 años, que apenas crecerá en varios miles de personas, y la comprendida entre 16 y 64 años ( la que cotiza), que descenderá en casi 6 millones de personas.

 

:: Más noticias ::