EjeaNoticias
Comarca de las Cinco Villas
:: Opinión ::

David Peralta

Estamos hablando mucho en estos tiempos de la renovación de los valores éticos y cívicos y que deberían pasar también por la renovación de los valores culturales.
Uno de estos valores es la música. Desde hace cientos de años la música clásica es la línea maestra que alimenta el resto de las disciplinas acústicas. Su estudio, su interpretación y su enseñanza supone un esfuerzo intelectual sobresaliente; por ello la música que en estos días atrás se ha oído en la comarca ha sido un ejemplo de armonía en todas sus variantes. Profesores y alumnos han certificado que a través de la música se puede conseguir ser excelentes personas, con mayúsculas. El talento, sobretodo en el arte, es la presentación de una fuerte convicción en valores cívicos.David en una de las clases en El Frago
Personas como David Peralta, oriundo de esta comarca es un ejemplo que no deberíamos desaprovechar. No podemos ( ni febemos) retener a los talentos porque su valía profesional les lleva, afortunadamente para todos, más allá de los pastos de nuestra aldea. Son ellos nuestros mejores embajadores y son ellos quienes nos dan un plus de calidad a la hora de exportar nuestra imagen. El Verano Musical de El Frago es la vuelta a casa, durante unos días, de un activo fijo que tenemos sin inventariar. Sin ruido, sin pedir nada y con exquisita educación se ha colado en el corazón de la gente sensible un personaje del que pocos pueblos pueden presumir. La humildad, bien tan escaso en estos tiempos, es otra de las virtudes de la gente con talento. Esperemos que el talento no se diluya en quienes tienen que ver el futuro de nuestra tribu.

 

:: Más noticias ::