EjeaNoticias
Comarca de las Cinco Villas
:: Opinión ::

Las dádivas de Dívar

El CGPJ decidió recortar los partidos judiciales para ahorrar, pero el presidente del CGPJ y del TSJ, Carlos Dívar, no repara en gastos a cargo del erario público para sus viajes.
Los vocales del CGPJ que lo reprueban son acosados por otros vocales por sacar los trapos sucios del presidente. Corporativismo y falta de transparencia para una Institución cuyo presidente parece fiar más la Justica a la divinidad que a las leyes.

Carlos Dívar no dimite porque no ha habido lucro en sus acciones aunque para Garzón no hubo consideración alguna. El ministro Bermejo dimitió por coincidir en una cacería con Garzón y tampoco había lucro.

El máximo exponente de la Imparcial Justicia de España se aferra al sillón en vez de retirarse al desierto para orar y expiar sus pecados. Los doctos en leyes piensan que los legos no entienden, ni deben entender, sus decisiones. Ese es el error.

No está el país para errores de este calado.

 

:: Más noticias ::