EjeaNoticias
Comarca de las Cinco Villas
:: Opinión ::

El trasvase del Ebro, otra vez

A estas alturas de la campaña electoral algunos temas dan ya pocos réditos. Pero hay que tratarlos. El trasvase del Ebro es un proyecto que va en la epidermis del PP nacional. Un hijo pródigo que, tras ocho años de destierro, vuelve a casa.
Javier Arenas Bocanegra no se cortado un pelo en Almería para volver a recuperar el Plan Hidrológico Nacional que se «cargó» Zapatero. La semántica utilizada vuelve a ser de carajillo party: “el agua que se tira al mar”. Y todavía hay quien compra el género. Alberto Fabra, presidente de los valencianos pidió el agua del Ebro en el mitin de Valencia y Juan Cotino, presidente de las Corts la reclama hoy en una entrevista. Al mismo tiempo  Eloy Suarez visita Yesa; nadie recuerda a Eloy peleando por Yesa.
Mientras tanto aquí, en nuestra comarca, no se ha visto reacción alguna respecto a este tema. Yesa es una pieza fundamental para la regulación del agua. Desde la mirada local es una garantía para el futuro de desarrollo de Ejea y su comarca; desde Zaragoza la visión se entorna entre interesada y no muy solidaria; y desde más lejos la mirada se vuelve lasciva y depredadora.
En los tiempos duros en los que hubo que defender el recrecimiento de Yesa la postura de los regantes no fue precisamente de tropa de choque. El recrecimiento de Yesa ya es una realidad solamente supeditada a la economía. Ahora la tarea es priorizar lo conseguido. ¿Sabremos defender, llegado el caso, la prioridad del uso del embalse de Yesa desde aquí?
Sería una desconsideración, una más, para aquellos que se han dejado la piel por conseguir el recrecimiento del embalse, que viesen como el agua de Yesa no se va al mar si no a alimentar la gula levantisca.

 

:: Más noticias ::