EjeaNoticias
Comarca de las Cinco Villas
:: Opinión ::

Encrucijada municipal

El debate del pasado pleno de Ejea dejó entrever la dificultar de abordar cambios en los estatutos de las comunidades de regantes y sobretodo en la forma de ejecutar los votos de los partícipes. En el ejercicio de compensar a los pequeños agricultores frente a los terratenientes para equilibrar la votación el ayuntamiento de Ejea, que es quien más intereses y sensibilidad ha tenido, se encuentra en una encrucijada. Este sistema deja a un ayuntamiento garantista y comunero, como es el de Ejea, con menos margen de maniobra amén de poder ser acusado por todos los vecinos de la localidad de dejación de funciones. El actual patrimonio público y gran parte del privado (lotes de colonos) ha sido posible gracias al esfuerzo durante generaciones de los habitantes de Ejea que han tenido que pagar, incluso con sus vidas, el principal tesoro municipal como es el patrimonio comunal del que todos, a través de las parcelas o de su canon, se benefician.
Los colonos, embebidos en su 50 aniversario y herederos de esta tradición municipal, pueden ser quienes con su patrimonio público convertido ahora en privado le quiten a su propio benefactor y progenitor el más preciado tesoro; añadiendo además que en muchos casos ya no ejercen de agricultores y regantes los titulares de esta herencia municipal. Curiosa paradoja cuando, incluso, algún concejal de la izquierda-izquierda puede no ver más allá de lo que significaría una “progresista"  regresión proporcionada del voto en una comunidad de Regantes, favoreciendo así al propietario individual antes que a los intereses del Ayuntamiento.

 

:: Más noticias ::